El azafrán es una de las estrella de nuestra gastronomía tanto aragonesa, como española. Como bien sabréis el azafrán es un estigma que se obtiene del Crocus sativus Linnaeus (la rosa del azafrán) y debido tanto a su escasez como a la complejidad de su cultivo, se le denomina el oro rojo.

Azafrán de Teruel

Azafrán de Teruel

Hoy queremos dar una serie de recomendaciones para un mejor uso del azafrán y así de esta manera realzar todo su potencial.

Para su utilización, lo mejor es que la noche anterior a que lo vayáis a cocinar pongáis tres hilitos de azafrán por cada persona, para la que se vaya a cocinar, en un vaso de agua. Hay que dejarlo a remojo durante al menos 12 horas como mínimo o hasta que lo vaya a añadir al guiso, arroz, lentejas… que vaya a cocinar. Lo ideal es que cuando tengamos a medias la cocción añadamos el vaso con el azafrán. De esta manera soltará todo su sabor y aroma.

El azafrán en hebra de calidad, como el que trabajamos nosotros, no hay que tostarlo ni molerlo, ya que está quitada la humedad.

El azafrán actúa como potenciador del sabor natural de los alimentos, así hará que cualquier producto que cocinemos con azafrán sepa mucho mejor.

Combina muy bien con arroces, todo tipo de hervidos, patatas, garbanzos, lentejas… e incluso con las infusiones, ya que un sólo hilo de azafrán hará que potencie todo su sabor el té, la manzanilla, el poleo… También se pueden preparar salsas tanto para carne como para pescado y pega muy bien con postres como el arroz con leche, helados y por supuesto con el chocolate, nosotros trabajamos un chocolate de azafrán que está delicioso.

Espero que os haya dado alguna idea nueva sobre el azafrán y que lo uséis cada vez más, ya que también tiene múltiples propiedades medicinales, pero esto será tema de otro artículo.

SED FELICES

 

Los más atentos ya os habréis dado cuenta que tenemos a vuestra disposición para comprar auténticas mermeladas francesas caseras. Provienen de una pequeña explotación en al comienzo del valle de Ossau.

En primer lugar quiero dar las gracias a @calvoconbarba , que nos sugirió su incorporación en la web, ya que no disponíamos de mermeladas caseras francesas y encajan totalmente en nuestro tipo de producto.

La semana pasada estuvimos visitándolos, lo que hacemos con todos nuestros productores, y la verdad es que me sorprendió muy gratamente su filosofía de empresa.

Están enclavados en un paraje muy peculiar y que recomendamos visitar. Los primeros que nos recivieron fueron estas simpáticas vacas peludas, que las tienen un poco para dar la bienvenida a los visitantes

Confiture Jardin d´ossau

Luego ya estuvimos con uno de los hermanos que llevan la granja (emmanuel) y nos estuvo explicando las diferentes mermeladas que fabricaban y su proceso, por lo que estuvimos viendo es totalmente artesanal. También nos explicó que la mayoría de la fruta con la cual se hacen las mermeladas se recoge en la propia finca y que son ecológicas, ya que no utilizan ningún tratamiento.Y esto nos da unas mermeladas caseras de las de antes.

confiture_framboise

Luego Emmanuel nos estuvo explicando un poco la peculiar filosofía de empresa alrededor de la fabricación de la mermelada y de un ecosistema protegido que está enclavado en el mismo centro de la finca este ecosistema se denomina en “tourbiére” que consiste en un suelo semi-blando como de turba y en el cual hay diferentes plantas protegidas e incluso algunas de tipo carnívoro que por la época del año en la que estamos no vimos actuar…

jardin d´ossau

Una de las cosas que más nos sorprendió, ya que no lo habíamos visto nunca es que dan la oportunidad a las personas que quieran recoger ellos mismos la fruta (arándanos, moras…) y previo pago de la fruta por kilo (que es mucho más barata) posteriormente te la llevas a tu casa y te puedes hacer tu propia mermelada. También como complemento a la fabricación de las mermeladas y al ecosistema propio disponen de un camping.

2013-01-02 12.31.35

Así que para mi personalmente ha sido una de las visitas más sorprendentes y más agradable que he hecho en este tiempo de conocer a pequeños productores y la verdad que como concepto de empresa son de admirar.

Os animo a todos a comprar auténticas mermeladas caseras francesas