El azafrán es una de las estrella de nuestra gastronomía tanto aragonesa, como española. Como bien sabréis el azafrán es un estigma que se obtiene del Crocus sativus Linnaeus (la rosa del azafrán) y debido tanto a su escasez como a la complejidad de su cultivo, se le denomina el oro rojo.

Azafrán de Teruel

Azafrán de Teruel

Hoy queremos dar una serie de recomendaciones para un mejor uso del azafrán y así de esta manera realzar todo su potencial.

Para su utilización, lo mejor es que la noche anterior a que lo vayáis a cocinar pongáis tres hilitos de azafrán por cada persona, para la que se vaya a cocinar, en un vaso de agua. Hay que dejarlo a remojo durante al menos 12 horas como mínimo o hasta que lo vaya a añadir al guiso, arroz, lentejas… que vaya a cocinar. Lo ideal es que cuando tengamos a medias la cocción añadamos el vaso con el azafrán. De esta manera soltará todo su sabor y aroma.

El azafrán en hebra de calidad, como el que trabajamos nosotros, no hay que tostarlo ni molerlo, ya que está quitada la humedad.

El azafrán actúa como potenciador del sabor natural de los alimentos, así hará que cualquier producto que cocinemos con azafrán sepa mucho mejor.

Combina muy bien con arroces, todo tipo de hervidos, patatas, garbanzos, lentejas… e incluso con las infusiones, ya que un sólo hilo de azafrán hará que potencie todo su sabor el té, la manzanilla, el poleo… También se pueden preparar salsas tanto para carne como para pescado y pega muy bien con postres como el arroz con leche, helados y por supuesto con el chocolate, nosotros trabajamos un chocolate de azafrán que está delicioso.

Espero que os haya dado alguna idea nueva sobre el azafrán y que lo uséis cada vez más, ya que también tiene múltiples propiedades medicinales, pero esto será tema de otro artículo.

SED FELICES

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.