Hoy os quiero explicar, uno de los procesos que hay en las granjas donde manos artesanas y sabiduría transmitida de generación en generación hacen la tomme el auténtico queso francés.

Durante el mes de diciembre en la mayoría de las pequeñas granjas francesas con las que trabajamos se celebrará el nacimiento de los nuevos corderos. Durante el nacimiento del mes de Diciembre hasta Enero. Las ovejas reservan toda su leche para sus corderillos y por lo tanto durante estas semanas se deja de fabricar el queso.

Así que a partir de finales de Enero se comienzan a hacer los nuevos quesos y hasta Marzo, no se tienen las Tomme del próximo año.

Antiguamente durante estos meses o no tenían queso, o tenían los quesos de mayor curación para su venta. Hoy en día lo que se hace en algunas granjas es envasar al vacío Tomme de 2 o 3 meses de curación para conservar todo su frescor, sabor y aroma de un queso de poca maduración. Y así de esta forma tener también este tipo de producto disponible para esta época del año.

Lo que hay que tener en cuenta que las Tomme o queso de pastor en Francia varían muchísimo de una época del año a otra, ya que son rebaños que se crían en semi libertad y en cuanto el tiempo lo permite están en prados y montañas, así que los quesos de primavera no tienen nada que ver con los de otoño, por su sabor, olor e incluso textura.

Así que os animo a que sigáis probando la tomme el auténtico queso francés de montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.