lineal grandes superficiesEn estos días se ha reactivado un viejo decreto ministerial en Grecia por el cual se pueden vender productos caducados. Este decreto excluye carne, lácteos. Así que todos aquellos productos con una fecha de caducidad que indiquen mes y día podrán estar a la venta una semana más, si indica mes y año podrán estar un mes una vez pasada su fecha de caducidad y tres meses para aquellos productos que sólo indiquen el año.

Estos productos deberán estar separados del resto y con una señalización que indiquen que está sobrepasada su fecha y el comerciante será quien se deberá responsabilizar de que estos productos están en perfecto estado, así que en caso de intoxicación sería el comerciante quién se responsabilizaría de lo ocurrido. Sus precios deben ser un tercio de su precio inicial, esta acción sólo la podrán llevar acabo los minoristas y en ningún caso los distribuidores. De igual forma los hosteleros no podrán comprar estos productos para su posterior uso en restaurantes.

¿Como se puede controlar esto? ¿Algún comerciante se va a arriesgar a que se le pueda inculpar de intoxicación alimentaria?…Esta acción genera muchas dudas tanto entre los consumidores como en los propios comerciantes, ya que hablando con responsables de empresas de gran distribución el problema de los caducados principalmente es por una mala previsión de venta, o por un error en la compra, por introducción de nuevos productos que no tienen aceptación por los consumidores, así como por la falta de medios en los propios establecimientos y no poder hacerse la rotación del producto por la excasez de personal y una vez detectado el problema de un caducado se hacen rebajas sucesivas hasta llegar incluso al 50 o 70% que en la mayoría de las veces son totalmente ineficaces.

Otra cosa muy diferente es la gestión que se hace con los productos caducados en las grandes superficies y las políticas que se llevan acabo por parte de algunas de estas o supermercados de la retirada de estos productos con fecha anterior a su caducidad y su posterior tirado a la basura para mantener un criterio de calidad que en épocas de bonanza se podrían entender, pero que hoy en día no tiene cabida en esta sociedad. También hay que tener en cuenta que estas grandes superficies deberían hacer un trato diferente a los productos con fecha de consumo preferente y gestionarlos con Ongs u otro tipo de entidades y que estos productos no acaben en el vertedero como pasa en la mayoría de las ocasiones.

Y vosotros que opináis….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.